¿Tu niño no tiene hambre? Soluciona la falta de apetito naturalmente

La falta de apetito en niños es muy frecuente, lo cual suele ser un dolor de cabeza para los padres ya que es complicado hallar la fórmula mágica para que coman. Y la mesa pasa de ser una espacio para compartir a ser uno de guerra y tortura.

¿Esto te está sucediendo? No debería ser así. Primero que nada, cuando se trata de cantidades, debes empezar a confiar en el cuerpo de tus hijos. Estudios demuestran que los niños conocen instintivamente la cantidad de calorías que su cuerpo necesita.

La cantidad de alimentos que los niños pequeños necesitan comer varía de acuerdo a su día a día, desde 760 hasta 2400 calorías por día. Esto quiere decir que es normal que su apetito tiende a variar y eso no debe preocuparte.

En segundo lugar, estudios realizados por Orrel Valente (2007), Galloway (2006) y Mitchell (2013) demuestran que la presión en la mesa para que los niños terminen sus platos tiene un costo muy alto para tus hijos.

Esta presión contribuye a que los niños desarrollen problemas de alimentación más tarde en su vida como personas que sufren de ansiedad emocional por la comida, sobrepeso y adolescentes con desórdenes alimenticios.

Claro está que si tu niño no tiene apetito hay que prestar atención a qué está comiendo durante el día para garantizar que no esté sustituyendo la comida saludable de casa con bocadillos chatarra en la escuela.

Y esto no quiere decir que los niños por si solos son capaces de decidir qué alimentos son mejores para ellos. De acuerdo a un estudio de Loth (2013) aquellos padres que son más restrictivos y limitan las elecciones alimentarias de sus hijos tienden a criar niños que comen más verduras y frutas.

Entonces si eres madre nuestro mejor consejo es no enfocarse en la cantidad si no que prestar más atención a la calidad de los alimentos que reciben tus hijos. Si temes que no quieran comer verduras, darle click o presionar con tu dedo aquí para ver una receta riquísima.

Si tu hijo está muy bajo de peso o tu instinto de madre te dice que su apetito no es correcto. Te recomendamos en vez de presionarlo en la mesa, agregues alimentos totalmente naturales y sin sufrimientos. 

Aquí te dejamos la mejor Lista para estimular el Apetito Naturalmente

Intégralos en sus platos y deja que la naturaleza trabaje por ti 😉

  • Canela:

Su aroma estimula la producción de jugos digestivos brindando la sensación de apetito. Puede ser utilizada tanto en preparaciones saladas o dulces, como en preparaciones líquidas como sólidas.

  • Hinojo:

Es un alimento digestivo por excelencia y funciona como estimulante natural del apetito. Se recomienda tomarlo en infusiones utilizando 15 gr. de hinojo por taza, 30 min. antes de las comidas.

  • Cilantro:

Se utiliza como remedio casero para la inapetencia, puede prepararse en infusiones ya sea usando las semillas u hojas, se recomienda beber un par de tazas pequeñas al día, antes de las comidas.

  • Azafrán:

Sus componentes aromáticos y amargos estimulan las secreciones salivales y gástricas, siendo un excelente remedio digestivo  y estimulante del apetito. Se recomienda tomar 0.5 gr. de azafrán en infusiones antes de la comida.

  • Manzanilla

Su suave amargor estimula las secreciones estomacales permitiendo aumentar el apetito. La clave es utilizar las hojas de la planta, estas se conservan en vinagre y pueden ser consumidas tipo encurtidos. 

  • Cardamomo:

Indicado tanto para niños como adultos con falta de apetito ya que estimula la secreción de saliva. Se recomienda tomar 1-2 tazas al día, antes de las comidas utilizando 5-10 gr. de semillas pulverizadas por medio litro de agua caliente.

  • Cúrcuma:

Es un tónico estomacal que estimula las secreciones digestivas gástricas abriendo así su apetito, facilita la digestión y  al mismo tiempo fortalece el sistema inmune de los niños. 

  • Acedera:

Sus hojas que pueden ser consumidas tanto en ensaladas como en guisos, aportan un característico sabor ácido el cual despierta el apetito.

Ayuda a incentivar el apetito en los niños

Cuéntanos como te fue poniendo a prueba nuestros consejos, ¿tienes alguna pregunta sobre algunos de estos alimentos?
Estamos aquí para ayudarte a que tus hijos no sospechen nada y despierten ese apetito que se encuentra dormido.


Referencias bibliográficas:

‘Finish your soup’: Counterproductive effects of pressuring children to eat on intake and affect. Appetite, Volume 46, Issue 3, May 2006, Pages 318-323. Amy T. Galloway, Laura M. Fiorito, Lori A. Francis, Leann L. Birch

“Just three more bites”: An observational analysis of parents’ socialization of children’s eating at mealtime. Pages 37-45. Joan K. Orrell-Valente, Laura G. Hill, Whitney A. Brechwald, Kenneth A. Dodge, Gregory S. Pettit, John E. Bates

Parental influences on children’s eating behaviour and characteristics of successful parent-focussed interventions. Pages 85-94. Gemma L. Mitchell, Claire Farrow, Emma Haycraft, Caroline Meyer

Escribe tu correo electrónico para recibir más artículos como este y recetas deliciosas. ¡Totalmente gratis!



Similar Posts

Deja un comentario